El amor está en la Tierra y no se le ve. Ha llegado y ha venido para quedarse por siempre. basta ya de maldad.

17 de enero 2019

El amor está en la Tierra y no se le ve. Ha llegado y ha venido para quedarse por siempre basta ya de maldad. 

Es tanta la maldad, la hipocresía, la conveniencia y el confort aparente que ofrece la oscuridad, que cuesta mucho asomar la cabeza.

Hay que destapar tanto… que todavía pensamos que nada va o puede cambiar y nos acomodamos en el sufrimiento y el dolor. Y aunque lo que nos ofrece el amor, es un maravilloso regalo de sanación, de comienzo de una nueva vida en paz y armonía, no hacemos caso.

Pedimos muestras, señales, evidencias de algo que es imposible de demostrar sino de sentir. y si no lo sientes, no te lo puedo explicar. Por más que grito, hablo alto, lo comunico, lo expando, lo respiro, está en ti, recibirlo.

Si tú lo quieres, debe ser de verdad, no a medias ni con condiciones, pues el amor es incondicional. No ofrece reglas ni garantías como la oscuridad, porque no le hacen falta y eso es lo que no se comprende.

¿cómo ahora así sin más, sin pedirme nada a cambio, cómo me lo puedes dar?

Estamos esperando en la desconfianza generada por años de maldad.

vivimos en un chantaje continuo, un chantaje continuo emocional, donde se vive con ataduras, con culpabilidad, con rencores, envidias y mucho más que no te voy a detallar, porque lo conoces y no hace falta decir más.

Abre tu camino al amor, ábrete a recibir desde la verdad. Abre tus puertas, las de tu vida, tu corazón está gritando y pidiendo paso, no cierres el flujo de la vida. Continúa.

Ama, comienza a sentirlo de verdad.