La puerta del corazón es infinita. Sintiendo a Dios Padre en mi corazón


La puerta del corazón es infinita,

maravilloso Universo colorido,

lleno de estrellas azules y de color violeta.

La puerta del corazón es infinita, maravilloso Universo colorido, lleno de estrellas azules y de color violeta.

Cuando me instalo en el corazón, sólo tengo ganas de reír, de sonreír y la confianza es 100%.

Por mucho caos que exista alrededor, en el espacio sagrado del corazón está Dios.

Grande con su inmensidad infinita de bondad, paciencia y amor, fiel reflejo basado en la sabiduría, en la quietud, en la paternidad… ¿Qué quiere un padre para sus hijos? Lo mejor para ellos, oportunidades para crecer y evolucionar sanos de corazón, limpios de mente y sentidos de emoción. Oportunidades de vivir y disfrutar de la maravillosa vida que nos ha dado, con sus peldaños grandes y pequeños, cada uno según su evolución.

Orgulloso está el Padre de sus criaturas, hechos sólo de amor.

¿Qué es el AMOR?

El amor es una vibración, la sintonía de la UNIDAD, la sintonía de la PAZ,

la CONCORDIA y la igualdad del EQUILIBRIO.

La balanza mide el peso, la fuerza el poder, el amor, la VOLUNTAD.

Nadie dijo que el camino fuera fácil, todos venimos a evolucionar, unos más y otros menos, según las tareas a realizar.

La misión de cada uno es muy importante, señala el grado de participación en la humanidad, un equipo de amor, se está gestando en la intimidad.

El amor no necesita ser visto, adorado o reinvindicado, el amor sólo ESTÁ.

Las corrientes de amor planetarias, surcando ríos y mares están, bendecimos todos los momentos de unión fraternal.

Muchos son los que perseveran en el amor, su tenacidad, puesta a prueba está. La paciencia es un don terrenal, marcada por el tiempo. El tiempo en otras dimensiones se vuelve banal, lo mismo que en el espacio, las distancias sin medir están.

Grandes caminos se han recorrido, aventuras de divinidad, trechos acompañados de serenos descansos de fraternidad.

Amoroso canto divino, canción de libertad, serena la forma y el fondo, sereno el sonido, melodía de candidez, dulzura y bondad.

Bello es el día de nuestra unión, bello atardecer de polaridad, cánticos gloriosos, rezuman divinidad. Divinidad personal, divinidad individual, divinidad celestial.

Modos y formas no importan, sentimiento embriagador de suavidad. Dulce flor, miel salada, llena de amargor, suaves caricias de terciopelo, vibración en movimiento lento, amortiguando sonidos estridentes de baja vibración.

Sintonía alegre, notas que bailan las unas con las otras, brazos abiertos y fuertes, de protección.

Deseos culminados, colmados de gran amor, regalos pendientes buscando su dirección.

Gracias PADRE, BENDICIONES INFINITAS DE AMOR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s