SE AVECINAN NUEVOS CAMBIOS PARA LA TIERRA, SOBRE TODO, EN ZONAS COSTERAS. Terremotos, maremotos, tsunamis… ¿qué más necesitáis para cambiar vuestros hábitos, costumbres y pensamientos? ¡Todos avisados estamos, el estado de alerta es interno!


Canalización 14 de septiembre de 2017

Ana Jesús Murillo

Se avecinan nuevos cambios para la Tierra, sobre todo, en zonas costeras.

Se advierte a la población cercana a las zonas costeras su adentramiento a las zonas internas, a los poblados secos interiores, se cubran y administren con mantas, polares y todo tipo de prendas de abrigo, grandes y fuertes oleajes se esperan.

Estén alertas, permanezcan en sus casas los que puedan y no tengan necesidad de movilizarse tierra adentro.

Peligro y alerta de tsunami en toda la zona de Levante, Pacífico y Suroeste de EEUU, Japón, China y costa Levantina, repetimos alerta de Tsunami.

Toda la población que permanezca impasible se perderá junto a sus pertenencias.

Este es el mensaje que todos esperan para activar las emergencias del Planeta… terremotos, maremotos, tsunamis… ¿qué más necesitáis para cambiar vuestros hábitos, costumbres y pensamientos?

Vuestros ideales os llevan a enfrentamientos, a perderos en la cordura de un mal acuerdo, sin sentido común, sin vistas, por el final catastrófico de un mal pensamiento…

Poca cordura y poco entendimiento, no es la dicha del Padre tal comportamiento…

La Unidad flojea, absurdo el sufrimiento, lo absurdo frente al equilibrio interno.

¡Todos avisados estamos, el estado de alerta es interno!

Nada que sea diferente de la paz, se cuela en los pensamientos…¡Todo el sufrimiento, todo es interno, sale a la luz, cual cobaya en un campamento!

¿Cuántos de vosotros habéis permanecido impasibles ante tanto sufrimiento? La conciencia despierta del valor que genera tanto movimiento.

Se generan momentos de unidad, de integración, de cordura, de salvamento… ¿cómo coordinar entonces estos u otros pensamientos? Emociones afloran a la superficie, lloros, cánticos y peticiones clamando al cielo… ¿y cuántos de vosotros ponéis atención al movimiento interno?

Como es arriba es abajo, como interno es externo… son los cuatro puntos cardinales de la conciencia en este momento.

El amor es sempiterno, ahora más que nunca necesario activarlo.

La confluencia de energías, harán que todos seamos conscientes de tal momento.

El hallazgo de lo inesperado, su planificación queda imposibilitada, lo cual presupone al ser humano a un estado de alerta de conciencia siempre a buen recaudo.

Mucha la conciencia movilizada en estos días, muchos los movimientos internos emocionales, muchas las vivencias de miedo, desolación y pánico.

El ser humano ante la incertidumbre de ¿qué pasará? ¿estaré a salvo? Volvemos a la fase previa al cambio, volvemos a comenzar…

Somos muchos los que pensamos, vivimos y anhelamos un territorio de amor, de dicha, de plenitud y armonía. Somos muchos no vamos a negarlo, pero ¿a costa de qué, quedarnos sin propietario?

Protejamos la Tierra, protejamos nuestras pertenencias, la sabiduría es lo mejor que tenemos los seres humanos.

Protejamos nuestro territorio para cobijarnos, para sentirnos protegidos igualmente y amados por la Madre Tierra. Ella nos protege en todo momento con su manto, ¡ayudemos a este proceso tan esperado!

Muchos miles, eones de tiempo hemos estado esperando, hagamos que todo suceda desde el más puro amor hacia nosotros mismos y hacia nuestros lugares amados.

La confrontación de ideas solamente genera malentendidos en la Tierra pues en ningún otro lugar se presenta.

Muchos los terremotos internos, harán que la conciencia despierta barra los pensamientos de separación hasta ahora vigentes, sean cambiados por los de la Nueva Tierra.

Este es el propósito del Padre, una Tierra nueva naciente, esplendorosa y abundante, lejos de la soberanía de algunos por poseerla.

La Tierra es de todos al igual que de todos es el amor y la abundancia para cosechar memorias de tiempos pasados donde el amor era y es la única herramienta de la que disponemos. Amarnos es la premisa, reconocernos, respetarnos…

Muchas son las leyes que nos saltamos cuando no hacemos lo que el amor representa, libertad de ser, libertad de amar y de amarnos…

Esto es la consecuencia de miles y miles de plegarias lanzadas al cielo, durante eones de tiempo, una nueva tierra prometida, un nuevo cielo.

El amor del Padre Madre es abundante, tómalo para ti, tómalo también para dar a otros, fuente de alegría y amor eterno, pues nunca falta, siempre el grifo abierto.

Dejemos que este canal de amor llegue a todos los que en la Tierra vivimos en este momento.

Seamos conscientes de su fuerza, de su poder y canalicemos para que llegue a todos por igual, a todos sin excepción, a todo aquel que lo sienta dentro.

Canalización 14 de septiembre de 2017

Ana Jesús Murillo

cambios-tierra

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s