¡Unámonos por fin por la libertad y la paz! ¡Hora es ya de aprender, hora es ya unir y ver desde el corazón!

Canalización 23 de agosto 2017

Ana Jesús Murillo

No es por ti que estoy así, así estoy porque me come la impotencia, la rabia, la indignación, de un pueblo que sufre, la humanidad.

Grita en mí, gritos de dolor en mi corazón, desgarros de almas que se han ido, desgarros de vidas sin razón, mutilación de seres queridos, almas en pena gritando el dolor…

Lo siento aquí ¡sí!, lo siento así en mi corazón, mi alma llora la pena, mi alma grita el dolor, es tanta la impotencia… que a nadie se le atribuye la pérdida.

Muerto en vida, vivo en muerte, ya no se sabe cuál es la verdadera razón de tanto odio, masacre y exterminación.

Las ideas dificultan la vida en el corazón. Los odios separan sin razón. Juzgan e investigan, señalan pues unos a otros apuñalan en corazón.

Muerte en vida es lo que vivimos, desolación, cómo unos acaban con otros sin mediar palabra, sólo acción.

Valen unos y valen otros, son sólo ideas, ideas que se usan sin corazón.

El corazón no entiende, lo que la mente atestigua en desconexión, pues una mente desconectada es puro fanatismo, muerte y desolación.

¡Hora es ya de aprender, hora es ya unir y ver desde el corazón!

Las almas son luz, más sus cuerpos oscuridad. El corazón claridad, mientras la mente cansada está. Hora ya de aliviar tanto viaje en oscuridad.

¡Unámonos por fin por la libertad y la paz!

Unámonos por fin por el amor, como único medio de salvación, pues lo demás son medias tintas y ni uno ni otro tienen razón.

Canalización 23 de agosto 2017

Ana Jesús Murillo

para-compartir-los-textos

Anuncios